miércoles, 14 de junio de 2017

Paraísos Panameños: Isla Iguana, Pedasí

He estado un poco perdida por diferentes motivos, no tenía pc, la situación de Venezuela no me permite concentrarme en más de cuatro cosas, salí de vacaciones del trabajo, me fui de viaje y así, el tiempo ha volado

Uno de mis propósitos más deseados es viajar, conocer, disfrutar, crear recuerdos y tener experiencias para contar… ahora recuerdo que no he contado por acá el proceso de sacarme la visa en Panamá, eso viene.

Me fui de vacaciones a Estados Unidos, no fue algo planeado, simplemente se fue dando. Cuando llegué, ahora me tocaba vacacionar en pareja, ya que Dixon no tiene visa, fui sola al imperio.

Y es aquí donde la aventura comienza… me he propuesto conocer todo, o al menos, gran parte de Panamá.

Para mí no hay mejor inversión que la que se hace cuando se viaja, por eso no siempre me van a ver con vestidos lujosos y esas cosas, no es que no me guste, es que mi prioridad es otra.

Decidí organizar un viaje de pareja al interior del país, un lugar del cual había visto muchas fotos y estaba loca por conocer, Isla Iguana.
Isla Iguana es una isla de arena blanca que queda en la provincia de Los Santos, aproximadamente a 4 horas de la ciudad, deben tener en consideración el tiempo de viaje, ya que influye mucho la hora en la cual salen, porque si los agarra el tranque de la hora pico, o sea, 5pm, le tienen que sumar horas en la carretera, como me paso a mí.
Isla iguana forma parte del refugio de vida silvestre de la provincia, está compuesta por rocas de basalto intrusivo, producto de erupciones volcánicas submarinas. Fue declarada área protegida en el año 1981 la isla atrae a científicos, biólogos y turistas. La isla es el hogar de unas 5000 aves fragatas que se pueden ver sobrevolando la isla.
No, no es una piscina, es isla Iguana
En sus costas se encuentra uno de los principales arrecifes coralinos del Pacífico azuerense y santeño. Esta característica confiere que sus playas sean de arena blanca producto de la erosión del esqueleto del coral (esto explica por qué la arena blanca en una isla del océano pacífico) y habitadas por una amplia variedad de invertebrados, sobre todo cangrejos.
Una de las características más importantes de isla Iguana, es la presencia permanente o migratoria de cetáceos como la Ballena jorobada, aunque también son frecuentes los delfines, entre ellos el Delfín moteado del Pacífico (Stenella attenuata) y el Delfín nariz de botella (Tursiops truncatus). Wikipedia  
Lamentándolo mucho, no fui en la época de ballenas ni delfines, comienza en Junio, así que deberé volver para la fecha.
Los hombres no escuchan cuando les habla, cuando comencé a buscar posada, le comente a Dixon cual era la fecha que tenía en mente y nunca me dijo nada al respecto, hasta el último día.
Al principio me quería quedar en playa Venao, pero un buen amigo me recomendó quedarme en el pueblito de Pedasí, como el plan principal era ir a la isla, la playa donde se agarra la lancha quedaba a 4 minutos de la posada, mientras que playa Venao quedaba a 40 minutos de playa arenal, donde se agarra la lancha que te lleva hasta isla iguana, quizá, no lo sé, desde playa Venao salen lanchas hacia la isla, pero desde playa arenal son 20 minutos de viaje, lo cual es impresionante porque ves la isla desde la orilla, yo supuse que sería un viaje más rápido, entonces, quizá desde playa Venao sería mucho más tiempo en la lancha.
Cuando Dixon me dice a qué hora salimos el sábado yo quería desmallarme, ya que yo le había dicho que ya había organizado la reserva y era de viernes a domingo. Él quería morir, o matarme, no sé, porque ¡como él iba a perder 2 días de trabajo!, o sea, yo sabía que él tenía que trabajar, pero cuando yo le dije la fecha y él no me repicó, yo asumí que resolvería, pues, no, tuve que tratar de resolver yo, envié un correo a la posada explicando la situación para cambiar la fecha, de sábado a lunes y muy amablemente me dijeron que lo más que podían hacer por mí era abonarme el pago que ya había hecho para otra fecha, pero que las nuevas fechas que yo pedía ya estaban full, ahora la que no iba a poder sería yo, pues ese fue mi último fin de semana de vacaciones.
Total que no cambie ninguna fecha y nos fuimos así, le dije al señor que estaríamos llegando tipo 7 pm que yo calculaba salir de la ciudad a las 3 pm… yo calculaba…
A las 3pm Dixon estaba muy instalado trabajando y estaba bien crudo, mi maleta ya estaba lista, me toco hacerle la maleta a él con las cosas que me iba diciendo por teléfono, a las 5 de la tarde lo fui a buscar y arrancamos, obviamente el arranque no fue tan fuerte, pues nos agarró la hora pico, eran las 7 pm y si íbamos por Chorrera era mucho, un lugar que sin tráfico en 25 o 30 minutos, llegas. Cuando por fin salimos del tráfico, ahora le tocaba a la lluvia agarrarnos, eso nos retrasó mucho, llovía demasiado fuerte. Hay partes de la carretera que no están tan buenas y como uno no conoce, íbamos más que suave. Llegamos a la posada a las 11pm.
El lugar es súper acogedor, es atendido por sus dueños, por lo tanto, la recepción estaba cerrada, había alguien en el lobby y nos dijo cuál era el cuarto de los dueños así que con mi cara que se me caía de vergüenza, tuvimos que ir a tocar la puerta, si antes quería matar a Dixon, ahora más. La señora salió súper rápido pero no de muy buen humor, nunca la culpe, pues yo soy peor, despiértenme para que vean. Nos dio las llaves de la habitación, explicó todo rápido y chao, nos vemos mañana.
Muertos de hambre, bajamos todo y salimos al pueblo, Pedasí, a buscar que comer, yo no sé, pero le voy a adjuntar que todo estaba cerrado un viernes por la noche a que había un torneo de pesca y la gente debía pararse a las 4 30am y por lo tanto, debían acostarse temprano.
Mujer precavida vale por dos, yo lleve pan, jamón, queso, chuchería y un potecito de agua “por si acaso”… menos mal porque esa fue la cena.
Al otro día la Sra. estaba risueña, súper amable, la posada incluía el desayuno, nos sirvió un jugo de mango, de su jardín, delicioso, mango puro… ahí sacie todas mis ganas de comer mango.   
En la posada ofrecen el servicio de traslado a la isla por $65 p/p e incluye desde snacks hasta almuerzo, bebidas, sombrilla, sillas. También alquilan todo por separado, nosotros alquilamos sombrilla y cooler en $5 cada uno, era lo único que no teníamos, como nos gusta mucho la playa tenemos nuestro kit listo.


desayuno en casa lajagua, miren
el jugo de mango, no les provoca?
Vista de la piscina desde el desayunador
La posada donde nos quedamos se llama Casa Lajagua, no es la más económica, tampoco la más cara, pero si una de las muy pocas que ofrece desayuno por un precio, desde mi punto de vista, económico, en comparación a otras. Hay desde habitaciones para 2 personas hasta para 4 personas. Hay una hermosa piscina, un bello jardín y para hacer parilla, next time… en Booking.com pueden curiosear las diferentes propuestas de hospedaje y costos, no se dejen llevar si les sale que lo que quieren esta full, llamen directo al lugar. Hay lugares de habitaciones compartidas, hasta con 10 personas, desde $22 la noche, depende del plan y el gusto del viajero.
Para ir a la isla compramos chucherías y bebidas en el chino, que queda a una cuadra de la posada, arrancamos a playa Arenal, como les dije, 4 minutos en carro. Al llegar ahí hay personas esperando para ofrecerte el servicio de traslado a la isla, y aquí es donde viene lo bueno, el viaje cuesta $70 y caben 6 personas en la lancha.
Ya nosotros sabíamos el precio y habíamos cuadrado que no habíamos ido para allá por el gusto, que si no encontrábamos personas para compartir el gasto, igual lo íbamos a pagar, que más… pero, así como nosotros, había una pareja esperando para compartir el gasto también y ahí nos fuimos, 4 personas, $35 por pareja, el lanchero te indica que se deben organizar para la hora de la búsqueda, porque sería igual, un solo viaje todos.
El viaje en lancha son 20 minutos y a medida que nos íbamos acercando el paisaje iba embelleciendo y dejándonos con la boca abierta, los pájaros sobrevolando la isla, el agua cristalina, la arena blanca… wow.
La entrada a la isla cuesta $10 extranjeros y $4 nacionales y residentes.
En la isla hay un techo, con unos vestidores pero sinceramente no entre ahí, no sé si estaban limpios o no. Hay unos árboles donde te puedes poner debajo, pero hay que llevar su sombrilla y silla. No hay lugares para comer ahí ni alquiler de nada. Todo hay que llevarlo.
Cuando nos bajamos de la lancha e íbamos caminando a buscar un lugar me topé con un cangrejo ermitaño y pare a tomarle fotos y videos… Dixon me molesto todo el día, pues yo me enamore del primero, pero había miles, te caminan por los pies y tus cosas como si nada, total, los invasores somos nosotros, ¿no?
Luego, vi a la homenajeada, quien le da nombre a la isla, una iguaNOTA, habían varias.
Snorkel en isla Iguana
El día estaba divino, el tiempo voló. Estuvimos como 2 horas metidos haciendo snorkel y ni cuenta nos dimos… descansamos un rato, comimos, bebimos, echamos cuentos y luego nos fuimos de exploradores al otro lado de la isla, hay un sendero para ir, el sonido que escuchas en el camino es… interesante, para no decir escalofriante, imagina hojas secas y sobre ellas miles de animales, como cangrejos ermitaños e iguanas caminando, digo esos dos porque fueron los únicos que vimos… sabrá Dios que más hay ahí.
Faro en isla Iguana
En el camino puedes observar un hueco que dejo una bomba lanzada en la segunda guerra mundial, un faro que servía de guía para los navegantes y mucha vegetación… hasta que aparece frente a tus ojos una postal… en realidad.
Finalización del sendero
Esta parte de la isla me pareció más hermosa, el agua se ve más cristalina, asumo yo porque hay menos gente que la alborote, es una orilla más chica, y la corriente es más fuerte, ahí no pudimos hacer snorkel bien, pero disfrutamos un buen rato.
Cuando volvimos al otro lado nos enteramos que por la boya habían tortugas, la marea había subido demasiado, el agua estaba súper calmada pero así nos fuimos, pasamos la boya y ni cuenta nos dimos, cuando me percate lo lejos que estábamos me asuste y empezamos a nadar para atrás, ya yo no podía con mi alma, vi como la pareja con quien fuimos nos movieron las cosas que ya el agua las había alcanzado y se nos iban a mojar, paso una lancha y les pedí el bote hasta la orilla, Dixon si nado pero yo estaba muy “cansustada” jaja.
Nos fuimos y en playa Arenal ya estaban esperando a los pescadores para el pesaje de la competencia, nos fuimos a comer “rapidito” y cuando volvimos ya todo el mundo había pesado y no vimos nada, sin embargo, había muy buen ambiente.
camarones al ajillo en 7 mares
Esa noche nos tocó piscina nocturna, se escuchaba música, o sea, que esa noche si hubo rumba, pero teníamos las baterías off.
Al otro día, ya nos devolvíamos a la ciudad, antes de entregar la habitación salimos a recorrer el pueblo, fuimos a playa Toro, 4 minutos, me tome fotos en el cartel de Pedasí, entre a unas tiendas de souvenirs y almorzamos en un restaurante llamado 7 mares, es al lado de la iglesia, frente a la plaza, no hay lujo, hay buena comida.

sopa de mariscos en 7 mares
La comida es súper económica, en comparación a como es en la ciudad, un ceviche $1.50, claro, no es enorme, es chico. En el almuerzo gastamos $25 aproximadamente, y estaba delicioso. 

Lo que más me gustó de Isla iguana fue la belleza natural, tan virgen, perfecto para hacer snorkel y disfrutar de una cristalina y tranquila agua.
Pedasí te ofrece 2 cosas, relax en pareja y diversión con amigos, tú elijes.
¡Y por favor, no olviden el bloqueador solar! 


la señora no capto mi mirada...
Señalización de sendero hacia la Playita, al otro lado de la isla

Hueco de bomba II guerra mundial
Inicia el sendero hacia el otro lado de la isla

Orilla de playa al otro lado de la isla
La playita

La playita, al otro lado de la isla

Snorkel en isla Iguana

Vista del arrecife

Ese cable es lo que sostiene la boya, no se si estábamos antes o después

Buscando a las tortugas que nunca vimos

estábamos lejos de la orilla, ¿no?

Playa Toro

martes, 4 de abril de 2017

Los sueños se comienzan a hacer realidad

Continuando con la entrada anterior, MI PRIMER TRABAJO LEGALMENTE EN PANAMÁ, luego de ese balde de agua fría, en el equipo decidimos llamar a los jefes y preguntar en qué parte de la ecuación quedábamos nosotros, sus palabras textuales fueron: “La nueva agencia tiene sus datos, ellos estarán comunicándose, ellos tienen reglamentos y protocolos diferentes. Ellos harán el proceso de reclutamiento y decidirán, ustedes tienen ventaja porque tienen la experiencia”  o sea, no era que nos iban a transferirnos o decir: este es nuestro personal. Este balde de agua fría fue peor. 

Pasados los días, la zozobra de ¿ahora qué voy a hacer? Volver a buscar, con lo que me costó y tardó en conseguir este y mil pensamientos más que me daban mil vueltas por la cabeza. 

Nos llamaron de la nueva agencia para una entrevista formal. Todo el  personal quedó, las cosas cambiaron, horarios, para mejor y salarios, para abajo. Me tocó aceptar porque de verdad que no tenía energías para emprender una nueva búsqueda, tenía sed de estabilidad. Creo que en el extranjero eso es lo más preciado que uno puede tener o pedir, una “estabilidad” aunque es relativo, tengo casi 4 años en Panamá y aún no me siento 100 % estable y sé que se debe a que la familia no está, los que te pueden meter la mano ante cualquier adversidad. Eres tú, contigo y tu pareja, si tienes. 

Resulta que con la agencia anterior nos liquidaron, y cuando te liquidan, aquí y en China, creo, significan que te dan toda tu plata y un poco más. Me sentía millonaria, era un buen dinerito, un abono inicial de un carro para un nacional... Pero no para un extranjero. 

Y aquí comienza la travesía o el camino a hacer los sueños realidad.

Las personas que me conocen saben que siempre he sido muy independiente y desde pequeña estoy pidiendo un carro, eso pedí de 15 años, debido a la situación de Venezuela tener un carro ya era una odisea, imagínate uno nuevo. Siempre lamenté que mi papá no me lo pudo dar, más todo lo que me dio, que siempre estaré eternamente agradecida, me faltó eso, ahora lo veo diferente, ahora hasta se lo agradezco. Qué rico es obtener tus cosas con el sudor de tu frente, en mi caso de mis pies porque trabajo parada. 

Todo lo del cambio de trabajo fue en diciembre. Solo tuve una semana de descanso y comencé a trabajar nuevamente. En enero hubo una feria de carros,todas las agencias se junta en un solo lugar y todos los bancos para aplicar al crédito del carro.

Asistí a la feria muy emocionada y con ese sustico, el carro que yo quería, si te aprobaban el crédito, venía con un televisor, carro + tv... ¡Qué felicidad! Yo no tenía tv. 

Cuando llegábamos a la feria nos atendió una chica demasiado amable, nos ayudó demasiado.
Son muchos los factores que influyen a la hora de adquirir un crédito, allí me di cuenta:
1) La estabilidad laboral, indispensable, cada banco pide un tiempo diferente, la mayoría un periodo mayor a 1 año trabajado, o sea, cotizando en el seguro social. 
2) La carta de trabajo, debe ir de la mano de las cotizaciones pagadas  en el seguro, o sea, si tienes 6 meses trabajando, en la ficha, talonario de pago del seguro, deben salir 3 cuotas pagas, siempre van a faltar 3 meses de cotización, la ficha tarda 3 meses de en llegar a tus manos. 
3) Tu récord de pago, la Apc, asociación panameña de crédito, señores, aquí toda deuda se refleja en la Apc, hasta las personas que venden Avon, le incluyen las deudas ahí. 
4) El tiempo en el país. Tu ultimo sello de entrada debe tener 1 año. 

Esos son algunos o al menos los que fueron mi piedra en el camino por estos motivos: 
1) Tenía 6 meses trabajando, pagando el seguro social, esto con la empresa anterior, con la nueva empresa no tenía ni el mes. Es decir, no tenía una estabilidad laboral no tenía ni 6 meses que era lo mínimo que me pedía el único banco que al menos me abrió la puerta.
2) Resulta, que la empresa anterior no me dio una carta de finalización de labores, así que como no tenía esa carta, no tenía como sustentar mi continuidad laboral, es decir, nunca deje de pagar mis cuotas en el seguro social, pero necesitaba una carta de la empresa anterior que dijera que trabajé con ellos hasta tal fecha para comparar fechas con la carta de trabajo nueva y ver cuánto tiempo estuve sin trabajar, el cual no fue ni un día, ya que un contrato terminaba el 12 y el otro comenzaba el 13. La semana de descanso fue porque la empresa anterior nos envió a la casa, con la intención de dejar el proyecto vacío, la maldad pues, como aún trabaja con ellos, tuve que hacerlo. 
3) La APC... Como ya me habían dicho que parar pedir un crédito grande, debían revisar tus referencias de pago ahí, yo compre un colchón que me hacía falta y lo saque a crédito... El crédito eran $250, carísimo el colchón porque era financiado pues, mi crédito daba risa, no se compraba con los miles de dólares que estaba pidiendo al banco para comprar el carro. O sea, esa referencia no me servía.
4) ¿Quién diría que el hecho de haber renovado mi pasaporte antes de venirme definitivamente a Panamá iba a afectarme? Pues si, ya que mi último sello de entrada no tenía el año ¿y mi pasaporte anterior? Resulta que en la página del Saime decía que yo nunca había retirado mi pasaporte, lo cual era falso porque yo hasta había viajado, y para sustentar o eliminar ese pasaporte debían devolverlo al saime en Caracas. Nunca pensé necesitarlo y tampoco me dieron chance a pensar en sacarle copia. Fue: dame el pasaporte, firma aquí, espera una semana y pide la cita para el nuevo.
5) El abono inicial, $1200 es un abono del %10 que le piden a un nacional. No a un extranjero. Me estaban pidiendo %15 por lo bajito... ¿De dónde barro? Aparte, la conchita de mango, si das un abono bajo las letras del carro quedan altas a eso hay que sumarle la gasolina, que no es económica como en Venezuela, aquí la gasolina se presupuesta, los mantenimientos tampoco y si quieres en un futuro, vender el carro a un buen precio, debes tener los mantenimientos al día y preferiblemente de agencia, y los más fuerte para el venezolano, es que aquí los carros si se devalúan... 

Salí de ahí con los ánimos por el suelo, a esperar bus, sin la esperanza de que pronto ya no iba a seguir más en transporte público... Iba gente con su tv, o sea, ellos sí tenían la certeza que ese era uno de sus últimos buses y aparte... ¡TENÍAN TV NUEVO!

Me enfoqué en el mes de octubre, en reunir más para aplicar en la feria que hacen en ese mes que es más grande. Elegimos  el carro, el color, unimos fuerzas, unificamos salarios para pagar las cuentas y ahorrar los más posible. Salidas limitadas y no tan frecuentes, tenía un propósito entre ceja y ceja. Para ese tiempo ya iba a tener 10 meses trabajando más los 6 que ya tenía con la otra empresa. 

Saque una tarjeta de crédito, era una referencia de crédito más grande y significativa para los bancos, la pagaba puntual, el sello del pasaporte ya tenía más de un año y el abono inicial que teníamos era de un %15 aproximadamente.

¡Llegó octubre! Estaba lista para aplicar. Se la puse muy fácil al vendedor, quiero este carro y ya, dónde lo abono, el auto tenía $500 menos del precio que habíamos visto en la agencia. La locura con los bancos, ninguno me aceptaba porque no tenía el año trabajando ni la bendita carta de la empresa anterior para sustentar la continuidad. Los bancos que me aceptaban era con la condición de dar más abono, que “no tenía” si los tenía pero no quería quedar sin un dólar.

Me desanimé , pensé que si habían tantas trabas era porque no era el momento, Dixon me decía que teníamos que seguir tocando puertas en los bancos fuimos como toda una semana seguida a la feria a meter los papeles en todos los bancos y financieras que habían, eso era gasto de pasajes y de entrada y yo estaba agotada física y mentalmente.

Un banco me aprobó con el %25 de abono inicial, eso sí que no lo tenía, hable con el vendedor y le pedí ayuda porque el iba a perder su venta si no me conseguía un financiamiento inferior, fueron casi 15 días en eso. Un viernes, ya para terminar la feria me llama y me dice que me consiguió un %20 y bueno, íbamos atener que quedarnos sin $1 ahorrado para poder tener el carro. Ese día en el transcurso de la tarde me llaman del banco para que fuera a firmar que me habían aprobado y yo le dije que ya sabia. Llegamos al lugar a las 6pm y nos atendieron a las 11pm, menos mal habían baños y snaps y bebidas gratis.

Cuando por fin me llaman... ¡TENÍA 2 CRÉDITOS APROBADOS! Uno con el %25 que me había dado el ejecutivo y el que me consiguió el vendedor con su contacto de %20. Yo me disculpe con el ejecutivo y le dije que lo sentía pero que me tenía que ir por el otro. La letra del carro me quedaba justa, con lo que tenía presupuestado para pagar mensual. Adquirimos el seguro del carro con muy buen precio, promoción, facilidad de pago. 

No teníamos el carro, pero teníamos viaje planeado para fiestas patrias al Paraísos Panameños: El Valle de Antón

El carro nos los entregaron días antes del viaje, materialicé uno de mis grandes sueños y una meta como pareja. Más entusiasmados por continuar nuestro camino en Panamá, seguir dando lo mejor a la patria para seguir recibiendo grandes satisfacciones personales.